Destacados

Ty de Albany, Nueva York

Ty M. trabaja como Dasher para ganar dinero extra mientras estudia medicina a tiempo completo.

4 minutos de lectura
9/4/2021
dx spotlight TyMeka2

Como Ty M. sabe, estudiar medicina implica comprometerse con cursos difíciles, turnos hospitalarios a horas inusuales, rotaciones clínicas y también pasantías.

Cuando supo que comenzaría la escuela de medicina, Ty comenzó a buscar una forma de ganar dinero.

“Sabía que no tendría un cronograma que me permitiera trabajar con un horario fijo, así que investigué un poco sobre DoorDash… Poder elegir mi propio horario [fue importante]. Vi que el pago era atractivo y eso me llevó a inscribirme".

Cuando llegó el momento de hacer el primer dash, a Ty le preocupaba no poder entregarle a tiempo la orden a su cliente. Menciona, por ejemplo, que no se había dado cuenta de que podía llegar a un restaurante antes de que la comida estuviera preparada.

dx spotlight TyMeka5

“Recuerdo que me preocupaba mucho que la orden no se entregara a tiempo... Al principio, sentía que la entrega se retrasaría, pero luego me di cuenta de que solo es parte del proceso que no puedo controlar.”

En cuanto a cuándo trabaja, Ty elige su horario para los dashes en torno al trabajo y las responsabilidades de su carrera. Y siendo relativamente nuevo en Nueva York, dice que hacer dashes le ha permitido explorar su nuevo hogar mientras gana dinero.

“Últimamente, he recogido órdenes de restaurantes en los que nunca había estado. Así es como he encontrado muchos lugares buenos para comer. Además, hacer dashes me ha permitido salir y familiarizarme con el área de Albany".

dx spotlight TyMeka3

Ahora que está adaptado a la facultad de medicina, Ty dice que hacer dashes le da una buena razón para salir. "Descubrí que hacer dashes es refrescante y hasta relajante después de un largo día encerrado estudiando".

Si bien su foco principal es su carrera, cuando Ty no está estudiando o en el hospital o haciendo dashes, disfruta de la música country, la naturaleza y los deportes. Y aunque ahora es oficialmente un neoyorquino, sigue siendo un fiel fanático de Boston.

“Ahora que vivo en Nueva York, ciertamente pertenezco a una minoría de los fanáticos del béisbol. De todos modos, ¡seguiré apoyando orgullosamente a los Red Sox!”, señala.